DEVOCIÓN MARIANA

 

SANTO ROSARIO

Domingos a las 7:30 a.m.

 

 

 

ROSARIO DE LA AURORA

Primer sábado de cada mes a las 6:00 a.m.

 

A la Santísima Virgen María, recién nacida, se la relaciona con la aurora, con el alba. Porque su nacimiento es desde ya, el anuncio del fin de la noche, pero proclama la cercanía del día, sol que nace de lo alto, Jesucristo.

La claridad de la aurora proviene del día, porque es el sol el que empieza a resplandecer en la aurora. El brillo en María, proviene del resplandor emanado de su Hijo.

Luego, todo lo que en hay en María, hace relación a Jesucristo. Si nos acercamos a ella, no nos estamos apartando de Cristo. Quien presencie la aurora ya tiene la certeza del día. 

Por eso, miramos a María en función de Cristo y nos acercamos a ella, para que nos acompañe en nuestra peregrinación hacia Jesús.

 

 

Desarrollo por San Pablo Multimedia